martes, 22 de mayo de 2012

Zaragatona

Zaragatona (Plantago psyllium L.)

Catalán: saragatona de llei, sargantana, herba pucera vera, herba de les puces, Gallego-Portugués: zaragatoa, erva pulgueira, erva-das-pulgas, Vasco: arrdi belarr, kukuso belarr .

Otros nombres: llantén de perro, hierba pulguera, psilio, zaracatona, zargatona, bazar-catona .

Familia: Plantagináceas (Plantaginaceae).

Partes usadas: Las semillas de Plantago psyllium o de Plantago ovata.

Zaragatona-planta-fitoterapia
Zaragatona (Plantago psyllum)

Hábitat: La zaragatona, es una especie herbácea natural de la zona occidental del Mediterráneo. Crece en terrenos arenosos y pedregosos, sobre todo España y Marruecos, encontrándose también en el sur de Asia.

Descripción: Es una planta velluda y glandulosa, de tallo herbáceo muy simple, erguido, de hasta 30 cm de altura y por lo general con hojas enfrentadas, lineales y sin rabillo. La floración se produce en primavera y verano, e incluso antes en algunas zonas del sur. Las flores, pequeñas y de color blanco, se agrupan en cabezuelas de forma ovoide, que nacen en las axilas de las hojas superiores. Cada pequeño fruto contiene un par de semillas, de unos 3 mm, negras, brillantes y con una hendidura en uno de sus costados.

plantago-ovata-fitoterapia
Plantago ovata

Recolección: Como se necesita un gran número de estas semillas, actualmente esta planta se cultiva de manera intensiva.Se recomienda sembrarla a finales del invierno. La semilla plantada hay que recubrirla con poca tierra. Por la zona centro de la Península se recolecta la cosecha a mediados de agosto.

Componentes: Los principales principios activos obtenidos en la zaragatona son:

  • Mucílagos ácidos (12 a 15%), en el tegumento de la semilla: xilosa, ácido galacturónico, arabinosa, ramnosa.
  • Heterósidos iridoides: aucubósido. Trazas de alcaloides: plantagonina, indicaína, indicamina).
  • Fitosteroles: beta-sitosterol, campestrol, estigmasterol.
  • Oligoelementos.
  • Sales de potasio.
  • Aceite insaturado (5 a 10%).
  • Proteínas (15-18%).

Propiedades terapéuticas: Las propiedades terapéuticas más importantes de la zaragatona son:
  • Laxante mecánico suave, debido a la abundante presencia de mucílagos.
  • Demulcente (ejerce una acción protectora local, igual que hacen las mucosidades en las membranas mucosas).
  • Hipoglucemiante.
  • Hipolipemiante.
  • Antiinflamatorio
  • Ligeramente diurético, debido a las sales potásicas.
Por lo que las principales aplicaciones de la zaragatona en fitoterapia son:

Uso interno:
  • Estreñimiento.
  • Hemorroides.
  • Fisuras anales.
  • Diverticulosis intestinal.
  • Gastritis.
  • Enterocolitis.
  • Úlceras gastroduodenales.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Cistitis.
  • Bronquitis.
  • Hipercolesterolemias.
  • Diabetes.

Plantago psyllium-flores-fitoterapia
Flores de zaragatona


  Uso externo (tópico):
  • Abscesos.
  • Forúnculos.
  • Dolores reumáticos.
  • Heridas.
  • Úlceras varicosas.
  • Quemaduras.
  • Eczemas.

El mecanismo de acción antidiarréico de la zaragatona se basa en su gran capacidad de absorción de líquidos, incrementando la viscosidad del contenido intestinal y normalizando el tránsito y la frecuencia de deposiciones.

Modo de preparación: 


Uso interno

  • Macerado: Una cucharada sopera de semillas trituradas en medio vaso de agua, durante media hora. Tomarlo en ayunas y, si es necesario, repetir antes de acostarse.
  • Polvo: 10-30 g/día, en dos o tres tomas, con abundante agua. Como antidiarréico: 40 g/día, en varias tomas, durante 2-4 días. En ambos casos, se puede combinar con polvo de semillas de anís o de hinojo. 
Es muy importante acompañar la ingesta de zaragatona con líquidos abundante (al menos 500 cc por toma).

Observación: Para el tratamiento del estreñimiento habitual, iniciar el tratamiento con dosis bajas y aumentarlas paulatinamente. Con ello reducimos la flatulencia inicial. Una vez normalizado el tránsito intestinal, seguir tomando una dosis media durante una o dos semanas, al tiempo que se van adoptando las medidas higiénico-dietéticas recomendadas por el médico.

Uso externo:
  • Cataplasmas (macerado): Tibias, para tratamiento de heridas y eczemas, calientes en forúnculos y abscesos.


zragatona-semillas-fitoterapia
Semillas de zaragatona


  Contraindicaciones y precauciones:
  • Estenosis esofágica, pilórica o intestinal.
  • Diabéticos en fases descompensadas.
  • Excepcionalmente se han producido reacciones de hipersensibilidad con las formas en polvo.
  • La zaragatona a nivel intestinal retarda la absorción de glúcidos. Por ello puede ser conveniente controlar la glucemia a los diabéticos.
  • La zaragatona interfiere en la absorción de minerales (calcio, cobre, magnesio, zinc), vitaminas (B12) y ciertos medicamentos (heterósidos cardiotónicos, derivados cumarínicos).
Referencias:
  • http://www.botanical-online.com/
  • http://www.ecoaldea.com/
  • Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia, "Vademecum de Prescripción de Plantas Medicinales. Fitoterapia" Editorial Masson CD version 1998.
  • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M. Les Plantes dans la Therapeutique Moderne. 2ª. Paris: Maloine, 1986, p. 340.
  • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M; Trotin, F. Plantes Médicinales des Regions Tempérées. Paris: Maloine, 1980, pp. 346.
  • Bruneton, J. Elementos de Fitoquímica y Farmacognosia. Zaragoza: Acribia, 1991, pp. 61-2.
  • Fernández, M; Nieto, A. Plantas Medicinales. Pamplona: Ediciones Universidad de Navarra, 1982, p. 136.
  • Le Floc'h, E. Contribution a une Etude Ethnobotanique de la Flore Tunisienne. Imprimerie Officielle de la République Tunisienne, 1983, p. 235-6.
  • Paris, RR; Moyse, M. Précis de Matière Médicale. Tome III. Paris: Masson, 1971, pp. 297-99.
  • Peris, JB; Stübing, G; Vanaclocha, B. Fitoterapia Aplicada. Valencia: M.I. Colegio Oficial de Farmacéuticos, 1995, pp. 502-3.
  • Rivera, D; Obón, C. La Guía Incafo de las Plantas Útiles y Venenosas de la Península Ibérica y Baleares. Madrid: Incafo, 1991, p. 899.
  • Real Farmacopea Española. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo, 1997, pp. 1885-7.
  • Samuelsson, G. Drugs of Natural Origin. A Textbook of Pharmacognosy. Stockholm: Swedish Pharmaceutical Press, 1992, p. 76.
  • Simón, R. Guía de Farmacología para Farmacéuticos y Médicos. Madrid: A Madrid Vicente, 1993, p. 141.
  • Trease, GE; Evans, WCh. Farmacognosia. México D.F.: Interamericana--MacGraw-Hill, 1991, p. 397.
  • Van Hellemont, J. Compendium de Phytotherapie. Bruxelles: Association Pharmaceutique Belge, 1986, pp. 302-3.
  • Villar, L; Palacín, JM; Calvo, C; Gómez, D; Montserrat, G. Plantas Medicinales del Pirineo Aragonés y demás tierrras oscenses. 2ª. Huesca: Diputación Provincial, 1992, p. 179.
  • Wichtl, M. Herbal Drugs and Phytopharmaceutical. A Handbook for Practice on a Scientific basis. Stuttgart: Medpharm Scientific Publishers, 1994, pp. 383; 395-6.



Imprimir artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada